Lillipot, una mini jungla para tu casa

Como muchos sabrán, somos fans de las plantas. Es por eso que hemos estado trabajando en un producto que emocionará a todos los amantes y coleccionistas de plantas. Si nos sigues en Instagram, tal vez hayas visto algunos teasers por ahí y si no, ¡¿qué esperas para seguirnos?! En fin… ¡Diseñamos un terrario! Los terrarios son increíbles porque te permiten tener un ecosistema autosustentable en casa. Recuerda que todos los objetos con los que te rodeas, impactan tu estado de ánimo y que no hay nada mas relajante que las plantas para acompañarte en tu día a día y ¿porqué no una mini selva tropical?

Un terrario es un recipiente, por lo general de vidrio, que busca imitar las condiciones de la atmósfera generando un microclima cíclico dentro del recipiente. Existen abiertos y cerrados. Nosotros decidimos diseñar uno cerrado, pues necesitan menos mantenimiento y lo mejor, ¡te permite ver cómo se condensa la humedad, llueve y se vuelve a evaporar en un ciclo totalmente sustentable!

Su nombre es Lillipot, en honor a la ficticia isla de Lilliput, protagónica en Los viajes de Gulliver, en donde habitaban personas miniatura. El diseño es sencillo, minimalista, como nos gusta en Coolpebbles. Queríamos hacer una pieza bonita, que no robara la atención de su bosque tropical interno. Primero intentamos con piedra volcánica, el look era muy cool, pero la piedra es muy porosa y dejaba escapar la humedad. Por eso decidimos cambiar a otro material: cerámica.

Armar un terrario es toda una experiencia por lo que decidimos incluir todo los ingredientes necesarios para armar tu mini selva al momento de recibirla, ¡incluímos plantas reales! Sí, el terrario viene con todos los ingredientes para un sustrato perfecto, una cuchara para mezclar todo y una fitonia (planta bonita e ideal para la humedad dentro de un terrario) y algunos elementos decorativos, como pedritas, tronquito y un cuarzo, para recargarlo de buenas vibras dentro del miniecosistema. No te limites, puedes diseñar tu propio mundo miniatura, agrega las plantas que quieras, o llenalo con figuritas como Legos, las posibilidades son infinitas, ¡compartenos tu creación!


Lillipot ya está disponible en preventa justo a tiempo para preparar tus regalos de Navidad, además tiene 20% de descuento por Buen Fin. ¡No te quedes sin el tuyo!, apártalo aquí!


Lo que viene en la caja

  • ~120 g de piedra de tezontle negra
  • ~20 g de perlita
  • ~ 5 g de musgo esfagno seco (sustrato para orquídeas)
  • ~150 g de humus de lombriz
  • ~ 5 g de carbón pulverizado
  • Una malla fina
  • Una pala de madera para mezclar
  • 2 piedritas decorativas
  • 1 tronquito decorativo
  • 1 cuarzo lleno de buenas vibras
  • 1 fitonia (planta)
  • 1 base de cerámica
  • 1 cubierta de vidrio

Los pasos a seguir

Si te da flojera leer, salta al video aquí.

1. Lo primero que tienes que hacer es crear un fondo falso. Para esto, coloca en tu base de cerámica una capa piedra de tezontle. Esparce las piedritas bien para que quede uniforme y coloca la malla sobre ellas, doblando los bordes de ésta hacia arriba. Este fondo falso evitará que el sustrato baje con el agua y se estanque, evitando que las raíces de las planta se pudran. Es un paso fundamental en el armado de tu terrario.

Foto de vista superior de la base Lillipot con el fondo falso de tezontle con una malla fina.

2. Echa una ligera capa de carbón sobre la malla para asentar. No utilices todo el carbón pues lo mezclaremos en el siguiente paso con el sustrato.

3. En un bowl mezcla la tierra o humus, la perlita, el musgo seco y el resto del carbón. Usa la cuchara de madera para homogeneizar bien la mezcla.

Imagen de mezcla del sustrato para el terrario.

5. Coloca la mezcla en el terrario llenando hasta arriba con el sustrato nuevo. ¡Es hora de colocar tus plantas! Con la cuchara, cava un hoyo en donde quepan las raíces de la fitonia, inserta la planta y cubre sus raíces con el mismo sustrato. Presiona ligeramente el sustrato para que tu fitonia quede bien sembrada. Repite el mismo proceso con el resto de las plantas.

Imagen de una persona llenando la base Lillipot con el sustrato mezclado.

6. Para regar tu terrario, utiliza un atomizador asegurándote que se humedezcan bien las plantas y el sustrato sin encharcarlo. Al colocar la cubierta de vidrio, se generará un microclima húmedo, donde el agua subirá por evaporación, se condensará y volverá a bajar manteniendo el ecosistema vivo.

GIF animado de una persona regando la base Lillipot con plantas utilizando un atomizador.

7. Decoralo como mas te guste y tu terrario está listo para que lo presumas. Colócalo en un lugar con buena iluminación pero sin que le de sol directo. Mantén la cubierta de vidrio puesta en todo momento. Pueden pasar semanas e incluso meses antes de que tu terrario necesite agua otra vez. Riégalo solo si está completamente seco el sustrato y no veas condensación en la cubierta de vidrio.

Si aun no tienes tu terrario Lillipot, ¿qué esperas?


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published

Sale

Unavailable

Sold Out