ENVÍOS GRATIS A TODO MÉXICO

El arte de escribir un diario 

“I don’t journal to ‘be productive.’ I don’t do it to find great ideas, or to put  down prose
I can later publish. The pages aren’t intended for anyone  but me…
I’m just caging
my monkey mind on paper so I can get on with my fucking day.”
  - Tim Ferris

 

¿Cuándo fue la última vez que escribiste tus pensamientos y emociones? ¿Alguna vez lo has intentado? Expresarte de manera saludable es una de las mejores formas para manejar sentimientos abrumadores. Tal vez tengas recuerdos de algún diario que hiciste cuando eras niño. Se sentía muy bien escribir y expresar tanta emoción, pero ¿por qué en la vida adulta lo dejamos de hacer?

En este blog te invitamos a retomar esta práctica y te contamos algunos de los beneficios y tips para sacarle el mayor provecho.

Beneficios de hacer un diario

Escribir un diario trae muchos beneficios, como ordenar tu caos mental o escribir sobre las frustraciones que nos surgen todos los días, pero no sólo eso, la ciencia también tiene mucho que decir. En terapia lo recomiendan para:
  • Manejar la ansiedad y reducir el estrés
  • Lidiar con depresión
  • Priorizar problemas
  • Rastrear síntomas y sensaciones
  • Plasmar e identificar pensamientos tóxicos o negativos.


Un estudio de la Universidad de Harvard reveló que la gente que lleva un diario al final del día tiene un incremento del 25% en su desempeño profesional. Otros estudios revelan que escribir entre 15 y 20 minutos al día puede ayudar a las personas a mejorar su salud física y mental después de eventos traumáticos o de mucho estrés. 

Ya que conoces los beneficios, ¿te animas a empezar el tuyo?

Imagen de persona escribiendo en su diario.

¿Cómo escribir un diario?

Es muy sencillo, para empezar solo necesitas una libreta (de preferencia una que te guste, que te motive y que tenga algún valor emocional), una pluma y unos cuantos minutos al día. Sigue estas simples reglas:
  • Escribe todos los días. Aparta unos minutos de tu día, genera un hábito para escribir. Nosotros te recomendamos hacerlo en tu rutina mañanera. Si no tienes una, visíta nuestro artículo de la mañana milagrosa e inspírate para crear la tuya.
  • Hazte la vida más sencilla. A veces tener una libreta pequeña que podamos llevar con nosotros a todos lados es la mejor opción. De esta manera podrás escribir tus emociones y pensamientos cuando estos surjan. 
  • Hazlo a tu manera. Tu diario no tiene que seguir ninguna estructura específica ni nada. Úsalo para discutir lo que quieras y déjalo fluir. Puedes dibujar, rayar, escribir o garabatear. Motivate visualizando, y anotando para manifestar. Tu decides, es una extensión de ti y sólo para ti. Piénsalo como el equivalente a bailar sol@ frente al espejo, sin límites y las locuras son bienvenidas.
  • Siéntete libre de compartir o no. Un diario es en esencia privado, pero si hay algunos pensamientos o fragmentos que quieres compartir con amigos y gente cercana, ¡adelante!
  • Personalízalo. Puedes usar tu diario para planificar, medir cambios, o generar hábitos. Aquí te ponemos algunos ejemplos:
    • Plan de comidas. Si lo que quieres es comer más saludable, ¿qué tal un plan de comidas cada semana? Así, podrás hacer tu lista del súper y cocinar con tiempo y no habrá excusas para comer mal.
    • Finanzas. Crea un presupuesto, lleva registro de lo que gastas y analiza al final del mes como puedes mejorar tu guardadito!
    • Movie Journal. Nosotros somos fan del cine y vemos una cantidad abrumadora de películas y series. Un diario para llevar la cuenta, hacer notas de lo que te gustó y lo que no y darles una calificación.

Imagen de persona escribiendo con plumones


Lo más cool de un diario es que es tuyo, para ti y como tu lo quieras. Si decides intentarlo, ¡cuéntanos cómo te va!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Sale

Unavailable

Sold Out